martes, 7 de febrero de 2012

Perfil de Personalidad DiSC – El Sereno

Vamos a continuar en esta ocasión con la explicación del tercero de los cuadrantes DiSC, las características típicas de… el Sereno.

S – Sereno = orientado a las personas e introvertido:

La meta principal del Sereno es lograr la estabilidad y la armonía en su entorno. Quiere apoyar a otros y hacer que existan relaciones ordenadas. Una persona serena se siente motivada cuando hay que trabajar con otros en equipo.

Las Fortalezas Principales: El S solo acepta formas de trabajo que hayan sido definidas clara y previamente, ya que tiende a sentirse insegura cuando no hay claridad en lo que debe hacer. El S prefiere permanecer en un mismo sitio de trabajo el resto de su vida, especialmente si este le ofrece garantías de seguridad personal, laboral y social. Esto se debe principalmente a que tiene dificultad con los cambios repentinos y no preparados. Suele ser paciente y especializarse en un área. Ya que es responsable, se concentra en las tareas que tiene que hacer, hasta que las termina. Se caracteriza por ser leal, mostrar fidelidad y ser un buen oyente, por lo cual los demás lo consideran un verdadero amigo. Debido a su forma calmada de ser, calma fácilmente a personas intranquilas o agitadas.

Para sentirse cómodo, el S requiere de un ambiente con las siguientes características: Deben existir procesos ordenados y eficaces, con explicaciones argumentadas para los cambios, especialmente si estos son repentinos. Lo menos posible de influencia del trabajo en la esfera familiar. El S espera reconocimiento por el trabajo hecho y un área de tareas delimitado, además de valoración sincera y real. Él desea ser parte e identificarse con un grupo. Además espera formas de trabajo claramente definidas y reglamentadas.

Sus posibles Debilidades: Debido a su dificultad para adaptarse a los cambios, el S se opone inicialmente a todos los cambios. Por eso debe preparársele con antelación para cualquier clase de cambio que surja. Bajo presión no es fiel con los plazos definidos y se vuelve demasiado tolerante e indulgente, lo cual le resta autoridad si se encuentra en una posición de liderazgo. Suele ser indeciso, pues carece de iniciativa propia. Por ello puede llegar a aplazar las cosas demasiado. En su deseo de agradar a otros y lograr la armonía, puede poner sus propios deseos demasiado atrás. A veces se vuelve demasiado dependiente de relaciones, pero si es necesario puede también trabajar solo.

Para desarrollarse mejor, el S necesita de otros que: se dirijan conscientemente a los retos de una nueva tarea y sean capaces de trabajar en varias áreas al tiempo. Debido a que desean estar bien con todos y tienen por ello problemas al llamar la atención a empleados inefectivos, requieren de personas que puedan ejercer presión sobre otros y sean capaces de trabajar también en situaciones desordenadas e imprevistas. Aunque tienen buenas relaciones con los demás, requieren de otros que sepan delegar tareas en otros, ya que ellos difícilmente lo harán. También necesitan de otros que sean flexibles con las reglas, ya que a veces las ponen demasiado en alto.

Para desarrollar su potencial personal, el S necesita: que se le reconozca como persona y se le dé información sobre cómo su trabajo contribuye al éxito total. Debe rodearse de colegas confiables que tengan las mismas competencias. El S debe aprender a establecer lineamientos para el desarrollo de tareas y motivarse más a la creatividad. Además debe aprender a confiar más en las capacidades de otros.

A nivel espiritual: Está casi siempre entre los colaboradores más confiables y leales, y que más tiempo llevan colaborando a este nivel. Les gusta trabajar "en la sombra". Debido a que es muy paciente, si cuenta con el don de consejería, viene siendo el candidato ideal para el área de consejero.

En el próximo… el Cauteloso.

3 comentarios:

  1. Muchas gracias por compartir este tipo de Información. He realizado la prueba y los resultados han indicado que esta es el la personalidad que me define, ahora bien, supongo que debe existir un balance entre las cuatro personalidades (aun cuando haya siempre una dominante), pero qué pautas puedo utilizar para desarrollar los otros cuadrantes en mi personalidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado/a ....,
      gracias por tu comentario. Nuestra personalidad tiene dos componentes básicos: uno genético y uno aprendido. La parte genética de nuestra personalidad no va a cambiar, y ese sera siempre el cuadrante dominante en nuestra personalidad. La parte aprendida o adaptada de nuestra personalidad puede balancearse con el fin de lograr diferentes objetivos. Sin Embargo, el balance ideal no se logra de manera individual, sino como equipo, cuando personas con diferentes fortalezas de personalidad (los 4 cuadrantes) se unen para trabajar juntos en lograr una meta, uniendo sus fuerzas como equipo.

      Eliminar
    2. Con respecto a las pautas que puedes seguir, el punto está en:
      1. definir cual es la meta que quiero alcanzar.
      2. con la meta en mente, analizar que conductas se requieren para desarrollar efectivamente esa meta.
      3. evaluar cuales de esas conductas ya son parte de mi personalidad.
      4. evaluar que otras conductas requeriría y de qué cuadrantes de la personalidad.
      5. analizar si yo puedo cambiar temporalmente hacia alguna de esas conductas o cuadrantes para actuar más desde esa conducta.
      6. si esto no es posible o requiere de un esfuerzo demasiado grande, evaluar la posibilidad de trabajar en equipo con otras personas cuyas fortalezas esten en los cuadrantes y conductas que me complementan.
      7. trabajar unidos para lograr el objetivo, usando las fortalezas de cada uno y cubriendose las espaldas en donde tenemos nuestras debilidades.

      Eliminar